Facebook

martes, 14 de octubre de 2014

Bono y The Edge se presentaron en “Che Tempo Che Fa”


“Todos los días debes tratar de empezar de nuevo, ver tus errores y acciones, ya sea solo o con la ayuda de Dios, así lo hicimos con este disco.” Con estas palabras Bono ha presentado anoche en “Che Tempo Che Fa” el último disco de U2, Songs Of Innocence. Catorce años después de la participación en San Remo, cuatro años después de la última presentación en vivo en Roma, Bono y The Edge, en nombre de U2, regresaron a Italia para un estreno mundial: la primera presentación de Songs Of Innocence después de la revelación sorpresa durante el evento de Apple del 9 de septiembre. La entrevista comenzó hablando sobre Luciano Pavarotti, que los trajo a San Remo: “Cuando conocí al maestro de mi padre, un amante de la ópera, me preguntó cómo me sentí al conocer a un verdadero cantante,” recuerda Bono, “después de la muerte de mi padre sentí que mi voz había mejorado, como si me hubiera hecho un regalo.”

No es extraño que Bono comience a partir de recuerdos familiares: Songs Of Innocence se anuncia como el disco más íntimo de su carrera, y Bono y The Edge no traicionan eso al hablar con Fabio Fazio de su juventud. “Después de nuestro último disco,” dijo Bono, “nos preguntamos por qué hacer otro disco, por qué estar en un banda y volvimos a nuestra raíces, escuchamos la música de los años 70 con nuevos oídos, conscientes de lo que nos habían influido.” El nuevo disco es como un viaje a la inocencia en definitiva, un ascenso donde el punto más alto es el encuentro con el punk de los Ramones, estando en un concierto en Dublín: “El punk rock fue el comienzo de algo completamente nuevo,” dice The Edge acerca del homenaje a Joey Ramone del primer single, “de repente todo el mundo podía enfrentarse con la música.”

Pero el disco también habla de la inocencia perdida con coches bomba en el Dublín de 1974: “La canción ‘Raised By Wolves’ cuenta el legado de ira que nos dejó ese hecho,” dice Bono, “pero por la violencia política, la violencia doméstica está en todas partes, en Irlanda o en Italia.” La inocencia profesada en el disco nuevo es también un estado al que se aferran: “gracias al grupo y a la música siempre somos un poco inocentes, un poco ingenuos,” dice The Edge, y Bono se hace eco: “a mi versión de los 70, yo diría que tienes más razón de lo que crees, pero lo que me asusta es el joven Bono.”


La distribución a través de iTunes puede parecer menos inocente, pero Bono tiene la respuesta para las críticas recibidas por el acuerdo con Apple que llevó a Songs Of Innocence a 500 millones de personas que registraron unas 26 millones de descargas, “el disco lo ha pagado Apple como regalo para todos aquellos que durante años han pagado por música en iTunes, sabemos lo difícil que es para un músico recibir su pago, Cole Porter ahora vende remeras.” La mitad de U2 realizó un set acústico de versiones de canciones que vienen en la versión de lujo del disco. Después de acompañar a Bono en “The Miracle (Of Joey Ramone)” con una guitarra acústica, y entre coros y aplausos de un público entusiasta, The Edge se sentó en un piano para tocar “Every Breaking Wave” en un arreglo que impresionó a la audiencia de “Che Tempo Che Fa”. Para, finalmente, retirarse de los estudios de Milán con la promesa de volver pronto con el resto de la banda, posiblemente con la gira que, a pesar de no haberse anunciado aun, debería estar empezando el próximo año.





Fuente: Ansa.it
Via: U2News

Follow Me