Facebook

miércoles, 5 de enero de 2011

Bono Acude a ver "Spider-Man: Turn Off The Dark"


El líder de la banda irlandesa U2, Bono, acudió a ver por primera vez "Spider-Man", un musical de cuyas canciones es responsable, junto a The Edge, y que se ha convertido en la obra más cara y posiblemente más accidentada de la historia de Broadway.

Bono, uno de los impulsores de este proyecto cuando se empezó a gestar hace nueve años, acudió a la función de anoche en el teatro Foxwoods como parte de las representaciones previas al estreno, programado para el próximo 7 de febrero, según detallan hoy medios locales.

Su compañero de banda The Edge, que vive en Nueva York, ya ha visto en ocasiones anteriores la función, pero anoche también quiso unirse al vocalista de U2 para ver el espectáculo, según dijeron dos personas relacionadas con la producción a The New York Times.

Aún no ha trascendido su opinión respecto a un musical cuya trama y actores han sido criticados en medios, redes sociales y blogs, en los que tampoco se ha visto con buenos ojos que los compositores de las canciones no hayan estado presentes en las representaciones previas al estreno para tomar el pulso a la reacción del público.

Según ese diario, inicialmente estaba previsto que Bono y The Edge acudieran a las primeras representaciones, pero éstas se pospusieron y ambos tuvieron que irse de gira con su grupo por Nueva Zelanda y Australia.

"Parecían alegres en el espectáculo del martes y fueron vistos charlando con gente del público", explicaron a ese diario las citadas fuentes de la producción de una obra sobre la que pesa una enorme expectación, debido a su elevado presupuesto y a las personalidades que reúne.

La obra, en la que se han invertido 65 millones de dólares -lo que la convierte en la más cara de la historia de Broadway-, está dirigida por Julie Taymor, ganadora de un Tony por "The Lion King".

Incluso antes de su estreno, el musical se ha convertido en uno de los más vendidos en Broadway. La semana pasada estaba entre las tres de mayor éxito, con 1,88 millones de dólares en caja, sólo por detrás de "Wicked" y "The Lion King".

Sin embargo, Michael Riedel, columnista del New York Post especializado en Broadway, aseguraba hoy en la web del diario que Bono y The Edge no debieron quedar muy contentos, "porque la representación no está siendo particularmente buena y el teatro tiene un sistema de sonido terrible, así que a veces no se oyen muy bien ni las letras ni la música".

"Mientras está en la ciudad, lo que Bono tendría que hacer es componer un número para la apertura apropiado, cortar el vergonzoso número en que Arachne va de compras, mandar a Reeve Carney (líder de la banda Carney, de Los Ángeles) a tomar clases de actuación y contratar un nuevo guionista", recomienda el crítico.

El martes, se anunció que la cantante y actriz T.V. Carpio sustituiría a Natalie Mendoza en su papel de Arachne, una de las protagonistas del musical, después que ésta sufriera una caída en uno de los pases y decidieran abandonar la obra.

Si en un principio las dificultades de financiación aquejaron a la obra, desde que se iniciaron los pases previos el 29 de noviembre han sido los problemas de seguridad derivados de arriesgados números acrobáticos los que han provocado los mayores líos del musical.

Hace unas semanas, el actor de origen español Christopher Tierney se rompió varias costillas y tuvo que ser operado de la espalda después de caer desde una altura de nueve metros.

Un total de cuatro actores han resultado heridos hasta el momento en este musical, que ya ha visto cómo la estadounidense Evan Rachel Wood y el británico Alan Cumming dejaron también sus papeles.

Fuente: EFE

Follow Me